remedios caseros para abortar facilpastillas para abortar

Remedios Caseros Para Abortar

Por remedios caseros para abortar entendemos aquellas prácticas y métodos que nos lleva a la interrupción de un embarazo no deseado en la comodidad de nuestra casa, lejos de las miradas de otras personas.

Extensamente utilizados en países donde el aborto voluntario está prohibido, estos métodos han llegado hasta nosotros por el hecho de ser efectivos y bastante seguros.

Remedios caseros para abortar y sus ventajas y desventajas

Las ventajas que presentan estos remedios caseros para abortar son los costos muy bajos, se pueden llevar a cabo sin la intervención de otras personas, son métodos no invasivos y bastante seguros con altas tasas de éxito, con la condición de hacerse lo antes posible.

Las desventajas (por qué también las hay) y los riesgos también se tienen que tomar en cuenta. Si el embarazo es menor de 4 semanas, los riesgos son mínimos y se pueden utilizar cualquiera de los remedios caseros para abortar como las hierbas abortivas (el perejil, el Dong Quai, el poleo, la angélica y cualquier planta con propiedades emenagogas) o también el Ácido Ascórbico (vitamina C).

Principales remedios caseros para abortar

Las hierbas abortivas como remedios caseros para abortar se utilizan tanto en forma de tés, aceites esenciales o tinturas como también en su estado natural de hojas o raíces (como el perejil). La acción de estas hierbas y plantas es de provocar contracciones de útero (aparato reproductor) como también acelerar la aparición de la menstruación a través de las propiedades emenagogas de las plantas.

Entre otros remedios también se encuentran las pastillas para abortar y además con un éxito muy alto. Entre las pastillas abortivas que se utilizan están: RU486 (una combinación entre mifepristone y misoprostol) y Cytotec. Como métodos caseros para abortar se han utilizado también el Ibuprofeno y Vitamina C.

Todos estos métodos son útiles de poner en práctica en un estado incipiente del embarazo no deseado pero no olvidemos que existe también la “pastilla del día después” que se libera en cualquier farmacia y utilizando principios diferentes, pudiendo evitar que se llegue a la necesidad de una interrupción del embarazo.

Después de poner en práctica cualquiera de los métodos caseros para abortar, son normales las fuertes contracciones abdominales y uterinas, las pérdidas abundantes de sangre, el dolor en la zona genital, pero esto es normal después de un aborto.

Si puedes, nuestro consejo es que acudas a un médico y  optes por un aborto clínico sea a través de las pastillas para abortar o a través de algún método quirúrgico seguro para finalizar un embarazo no deseado, poniendo en práctica estos remedios caseros para abortar solamente si no puede ser de otra manera.